Acceso principal a la finca

Para acceder a la finca, nos encontramos un primer portón de hierro con puertas abatibles. Comienza aquí, un camino de lastre privado de 800 metros aproximadamente. A la vez que avanzamos por el, podemos disfrutar del paisaje de la naturaleza y de la fauna.

El camino es transitable con todo tipo de transportes, ya sean carros particulares o transportes aptos para el ganado de engorde, lecherías o apto para realizar otras actividades.

Al final del camino de lastre, encontramos un segundo portón de dos aguas, de madera de almendros con dos columnas de árbol. Comienza aquí un camino de cemento, bordeado a ambos lados por unas vallas de madera pintadas de blanco, formando así, junto al paisaje que nos rodea, una bonita decoración de estilo rústico y campestre.
Este camino es el que nos lleva directamente a la zona construida o de viviendas que dan acceso a la casa principal, delante de la cual, una gran rotonda nos da la BIENVENIDA.

Toda ella rodeada de zonas verdes y adornada en el centro con una fuente, de un estilo acorde al paisaje que la rodea, desde la cual, brota el agua, creando una bonita caída y un relajante sonido, que se escucha desde el amanecer hasta el atardecer y nos hace disfrutar de un ambiente relajado, en un sitio, donde “hasta la tranquilidad descansa”.

Para acceder a la cochera desde el camino principal, recorremos una distancia de unos 300 metros , bordeando la rotonda y el lado derecho de la casa principal y es transitable para todo tipo de carros.