Disfrute al aire libre

Toda esta zona está rodeada de mallas de ciclón y balaustres de cemento, pintados a juego con la pintura exterior de la casa principal y del resto de las construcciones.

Rodea la casa un gran corredor donde se crean ambientes agradables, ya sea para el descanso en sus hamacas o ideal para tomar algo y mantener largas tertulias, disfrutando de la belleza y el aroma de una gran variedad de flores durante todo el año, en general, disfrutar de un ambiente relajante y de todo lo bonito de un clima tropical, de su flora y de su fauna.

Dejando las construcciones principales y a través de unos anchos peldaños de cerámica rústica, nos encontramos con un rancho techado, de 51 metros cuadrados, también con el tejado a cuatro aguas, con canalones y sin paredes. En un lateral, está cubierto por una cristalera, como protección para la lluvia, a la vez que no perdamos las hermosas vistas de la naturaleza.

Tiene cuatro columnas, una en cada esquina y esta rodeado de balaustres, todo acorde, al resto del diseño que lo rodea. Totalmente equipado con muebles de cocina, incluyendo cocina de leña con su propia salida de humos, cocina de gas, cocina eléctrica, fregadero, nevera, ventilador de techo y lámpara de techo estilo rustico.

En el centro tenemos una gran mesa con sus sillas, donde casi al aire libre podemos disfrutar día y noche de ricas comidas típicas de la región, incluso, hechas por uno mismo para relajarse, a la vez que mantenemos largas veladas o agradables encuentros con la familia y las amistades. Al lado del rancho, disponemos de un espacio para una barbacoa.

Hay una bonita, original y amplia casa de madera, pintada de colores, apta para juegos infantiles.

Por toda la finca tenemos zonas de descanso con sus merenderos, hechos de piedra típica del lugar, con sus mesas y asientos.